martes, 11 de septiembre de 2012

Cap 27: La casa del campo



Parpadeo tan rápido que temo marearme. Me esperaban. Emma tiene mi voz. Jack. Todo esto es su culpa. Su maldita culpa.
-Vamos -digo con voz firme-.
Bajo rápido tal como he subido. Y allí está Jack con la policía teniendo una acalorada conversación. Me acerco con paso firme.
-¿Cómo he podido creer todo lo que me has hecho pasar? Querías esto desde el principio. Eres… Todo esto es tú culpa. Has visto todo esto. Pues míralo bien. Quiero que cada noche te despiertes en una pesadilla viendo como muere cada uno de los que vivían aquí.
-¿Alex? –Dice Emma-. ¿Podemos irnos?
-Claro que si. Nos vamos.
Cojo a Emma de la mano e intento dársela también a Charly pero él rápidamente la aparta. No se a donde vamos, bueno en realidad si. Cuando llegamos pico a la puerta.
-¿Si?
-Soy yo.
Se abre un poco la puerta dejando ver media cara y al final se abre del todo. Una chica cansada y con ojeras aparece en ella.
-Emily, necesito la llave.
-¿Perdón?
-La necesito.
-¿Y quien eres tu para venir aquí después de tanto tiempo y pedírmela? ¿Sabes lo mal que lo hemos pasado, todos?
Cuando alza la voz Emma se esconde detrás mio. Le hago un gesto con la mano para que baje la voz.
-Te cambio tu vida por la mía. ¿A que no me la cambias? –le digo-. Pues entonces dame la llave. Ya vendré otro día para hablar contigo.
Me cierra la puerta de un portazo, cosa que hace que Emma se ponga a temblar. Me acuerdo que en el bolso llevo la chaqueta del vestido, así que la saco y se la pongo por encima. Se abre la puerta tiran una llaves al suelo, se escucha un “buena suerte” y se vuelve a cerrar. Cojo las llaves y bajo otra vez hacia la calle.
Cuando llegamos cruzando por en medio del bosque vemos por fin la casita que construimos entre todas. Nos costó cinco años construirla. Nos gastamos todos nuestros ahorros en ella. Abro la puerta y entramos. Está todo sucio, con bichos, polvo y piedrecitas pequeñas.
-Tendremos que limpiar un poco –comento-. Arriba –señalo las escaleras- están los dormitorios podéis descansar mientras arreglo un poco esto.
-Vamos Emma.
Los dos suben arriba y yo cojo la escoba y me pongo a barrer. Después saco un poco el polvo y preparo unas latas que teníamos por allí.
-¡A cenar! –Grito-.
Emma baja corriendo las escaleras y se sienta en la mesa. Pasan cinco minutos, diez, quince pero Charly no baja. Me siento a comer, Emma ya se ha comido la mitad de su plato.
-Emma. ¿Y Charly?
-No quería cenar –asiento-. Qué rápida has sido limpiando. Has visto muchos bichos ¿no?
-¿He gritado mucho?
-Un poco –dice mientras a mi se me escapa una carcajada-.
-¿Cuántos años tienes, Emma?
-Trece. Tu quince, ¿verdad? –Asiento-.
-Pareces… Más joven –asiente-.
-Papá siempre me ha dicho que tú eras más guapa. Ahora veo que tiene razón. Parezco más pequeña que Charly…
-¿Quién es tu padre? -Digo frunciendo el ceño-.
-El tuyo.
-Como que “El mio”.
-Pues eso. Somos hermanastras.
Cierro los ojos. Lo que me faltaba. Ahora se supone que tengo una hermanastra. Bueno, es que es igualita a mí. Salvo por sus ojos que son más oscuros. Tiene mi pelo negro, mis labios rojizos, soy yo de pequeña.
-¿Dormirás con Charly, Emma? –Digo cambiando de tema-.
-Mmmm… Vale.
-Pues ya que has acabado de comer ves a dormir. Mañana será un nuevo día.
-¿Me explicas un cuento en la cama antes de irte a dormir? –Asiento-.
Sube las escaleras y yo la sigo desde más lejos. Charly esta tumbado en una cama y Emma en la otra con los ojos muy abiertos y deseando oír mi historia. Me siento en su cama colocándome cuidadosamente.
-¿De que quieres que vaya la historia?
-Solo quiero que tenga un final feliz.
-Había una vez un niño que siempre, siempre estaba triste. Ese niño era hijo de una persona muy importante. Cuando se hizo grande encontró a una mujer que le robó el corazón. Se casaron al poco tiempo, pues la mujer también sentía afecto por él. Cuando se casaron la mujer derrocho lágrimas de alegría y él le pregunto porque estaba triste. Ella le contesto que era feliz y que por eso mismo lloraba. El hombre pensó largo rato lo que le había dicho su esposa.
«Al día siguiente visitaron un desierto el cual es ahora el Mar Mediterráneo. Al hombre se le ocurrió una gran idea, pues pensó que todo seria más bonito si había agua en vez de arena, y peces en vez de arañas. Mandó a sus hombres traer a toda la gente de sus pueblos. Cuando la gente llego allí cansada y agotada le dio una bolsa llena de dinero. Los más ambiciosos lloraron de alegría pero los demás se la guardaron sin derrochar ni una lágrima. Pues eso no les hacia felices. El hombre les pregunto a cada uno que querían y les fue entregando a cada uno su regalo. Poco a poco el desierto se convirtió en un mar de lágrimas saladas de alegría. Los peces empezaron a crecer y la vida mano de su interior.
«El hombre aprendió a sonreír viendo su hermoso mar y ordeno construir una casa justo delante de él. Allí vivió feliz con su esposa durante el resto de su vida.»
Me levanto en silencio ya que Emma se ha dormido y me voy a mi dormitorio. Allí lloro en silencio. Por mi madre, por mi padre, por que tengo una hermanastra, por Jack, por tener que vivir así y por ser una descarada. Como veo que no me puedo dormir cojo el IPod que dejamos allí con nuestra música preferida y me pongo a escuchar música, eso siempre me calma.
Hakuna matata, vive y sé feliz…

7 comentarios:

  1. uuy has vuelto y lo volviste con todo, eh? jajaja me encanto el capitulo! estuvo genial.
    si entras a mi blog tienes un premio http://elsecretodelachicadeplata.blogspot.com.ar/
    fijate en la entrada que dice "sorpresa!".
    Un besote grande, Lucia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja sii!! Muchas gracias!! Oh! Tengo un premio que guay!
      Bessoss ara me paso

      Eliminar
  2. ¡¡Rea!! :D Me alegro mucho tenerte de vuelta. Espero que te lo hayas pasado bien.
    Los capítulos son geniales! Lo he pasado un poco mal cuando ha entrado en la casa en llamas, pero gracias a Dios que Charly ha decidido salir. ¿Y de dónde ha salido Emma? Parece super mona ^^, pero a la vez me da mala espina ¬¬ no sé, no sé... ¿El cuento antes de dormir es tuyo? Porque también me ha gustado mucho ^^
    Un beso Rea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sii!! Muchas gracias, jajaja
      Un beso enorme

      Eliminar
  3. Me encanta Rea, es genial como siempre.
    Me has dejado flipando haciendo lo de las bombas y la hermanastra de Alex
    Escribe el siguiente pronto
    Un beso enorme, enorme
    PD: La casa mola un montón

    ResponderEliminar
  4. Cuando vas a colgar el siguiente Rea??
    Tú historia me encantaa y quieroo sabeer que pasaráa!
    Besoss. Criskti

    ResponderEliminar

Decir lo que sentimos, sentir lo que decimos, concordar las palabras con la mente.